¿ EN  QUÉ  CONSISTE ?

 

    La terapia E.M.D.R. está avalada por la Organización

Mundial de la Salud (OMS) y las Guías

Clínicas Internacionales para el tratamiento del trauma.

Se basa en la comprensión del efecto de las

experiencias vitales adversas y traumáticas

sobre la patología, y en el procesamiento

de dichas experiencias a través de

procedimientos estructurados que incluyen

movimientos oculares y otras formas

de estimulación bilateral.

 

 

 

 

Su aplicación se ha extendido a un amplio rango

de problemas clínicos. En el tratamiento

con E.M.D.R. trabajo con el/la paciente para

identificar un problema específico

que será el foco del tratamiento.

El/la paciente describe el incidente traumático,

y a partir de su descripción es

ayudado/a por mí para que seleccione

los aspectos más importantes y que

más le angustian de dicho incidente.

Mientras el/la paciente hace movimientos oculares

(o cualquier otra forma de estimulación

bilateral) le vienen a la mente otras partes

del recuerdo traumático u otros recuerdos.

En concreto, la estimulación bilateral que utilizo

es la auditiva (sonidos alternados en

ambos oídos) por ser la más

cómoda y efectiva para el/la paciente.

Interrumpiré los movimientos oculares cada

cierto tiempo para asegurarme

de que el/la paciente está procesando el

material traumático adecuadamente.

Así guiaré el proceso, tomando decisiones clínicas

sobre la dirección que debe seguir la intervención.

La meta es que proceses la información

sobre el incidente traumático llevándote a una

" resolución adaptativa " del mismo, lo que significa

una reducción de los síntomas que perturban tu

bienestar físico, mental y emocional.

El efecto positivo del tratamiento se generaliza

más allá de la demanda inicial del paciente.

Un cambio en las creencias (elegidas en todo

momento por ti, paciente, sin imposiciones ni

sugerencias externas por mi parte) y, en

definitiva, la posibilidad de funcionar mejor en tu

vida cotidiana, permiten desbloquearte,

reconectar neuronalmente tu cerebro hacia un

aprendizaje constructivo y positivo, y generalizar

tu capacidad innata de aceptación, afrontamiento y

superación a otros aspectos de tu vida, más allá del

objetivo terapéutico inicial. 

 

 

 

 

El abordaje empleado en E.M.D.R. se

sustenta en tres puntos: 

- experiencias de vida temprana (pasado)

- experiencias estresantes del presente

- pensamientos y comportamientos

deseados para el futuro

 

 

volver