E.M.D.R.  EN  NIÑ@S

 

 

 

 

Con los/as niños/as se adapta el protocolo y se utiliza el

juego, el dibujo y la colaboración de los padres o referentes

con los que exista una buena relación de afectividad, tanto para

realizar el procesamiento, como para la instalación de los

recursos y la "digestión" del material traumático del propio niño/a.

A partir de los 11 - 12 años (edad madurativa), se parece más

el protocolo al de los/as adultos/as.

Tal como relata la propia creadora del E.M.D.R., Francine Shapiro,

"... entre los numerosos placeres de trabajar con niños/as está la

satisfacción de ver que el residuo traumático desaparece

rápidamente, y de saber que los/as niños/as se verán libres de años

de sufrimiento y que no se verán obligados/as a participar en

conductas que repitan el mismo sufrimiento en otras

personas ... el método E.M.D.R. puede reducir notablemente los

síntomas tanto físicos como psicológicos. Para asegurar el uso

exitoso del método E.M.D.R. con los/as niños/as, el clínico

deberá generar un ambiente propicio en el que ellos/as

se sientan psicológicamente seguros/as..."

 

 

volver