R E F L E X I O N E S …

 

 

 

    El sufrimiento es sin duda necesario para dejar de estar

inmersos, hipnotizados en este "mundo".

    ¿Y si lo único que hay es "ahora" y el mundo que ves, con

todas sus apariencias, surgiera de momento a momento?

    ¿Y si fueras ya perfecto y maravilloso y no

necesitases nada fuera de ti?

    ¡Dime! ¿Puedes por un momento dejar todo lo

que conoces sobre ti y sobre la vida?

    Quedarse en silencio, sólo contigo mism@, abrir los ojos

sin nombrar lo que ves, dejar que todo se aparezca ante ti,

majestuoso Ser, y dejar que nada deje en ti impresión alguna,

sólo mirar de una manera fresca y nueva.

    Dejando a la mente pensar y, por primera vez, aunque los

pensamientos se refieran a ti, dejarlos estar y

marchar a su gusto, ¡no son tuyos!.

    Dejar de pensar que tú, eternamente amado Ser, necesitas

nada de este mundo. Ni siquiera cuerpo.

    Tú no puedes verte, pero eres libre e ilimitado.

    Lo que está ante ti, cuerpo incluido, no eres tú ... Tú eres el

Testigo silencioso de todo. No vas a ninguna

parte, todo viene ante ti, Ser eterno.

    La pura Nada, ¿quién puede amenazar a la nada?.

    ¿¿¿ Lo ves ???. Tú eres eso sin nombre, sin forma,

silencioso ... detrás de lo que acontece.

 

 

 

Fuente: Cartas desde la eternidad

 

 

    Nuestro ser, presencia consciente, no conoce resistencia

a ninguna aparición y, por tanto, es la felicidad misma;

como el espacio vacío, que no puede ser perturbado y,

como tal, es la paz misma; al igual que esta pantalla, es

íntimamente una con todo lo que aparece en ella y, por tanto,

es el amor mismo; y como el agua que no se ve afectada

por la forma de una ola, es la libertad misma.

    Alegría sin causa, paz imperturbable, amor que no conoce

opuesto y libertad en medio de toda experiencia…

esta es nuestra naturaleza, siempre

presente, bajo todas las circunstancias.

 

 

 

Fuente: Rupert Spira

 

 

    Muchos seres llegan naturalmente al estado de vacío,

pero entonces un pensamiento viene:

"¿Qué está percibiendo este vacío?"

E inmediatamente son arrastrados de

nuevo al pensamiento, es muy sutil.

Aparece como una comprensión espiritual

mientras haya uno que siga imaginando

que hay todavía más adonde ir.

      Esta creencia, dejada sin cuestionar,

se vuelve tu experiencia. Piensas:

"Oh Dios mío, hay todavía un largo camino

por recorrer", y este pensamiento te mantiene

en el viaje y en el modo de buscador.

     Necesitamos el rol del buscador para estimular el impulso

a reconocer el Ser verdadero. Pero, a veces, has

rebasado el objetivo. A veces has llegado al último

escalón y tu pierna continúa elevándose para seguir

avanzando, y yo digo: No, deja que tu

pierna descanse. Mantente en silencio. Ahora, solo permanece

en la neutralidad de ser a través de la cual toda sensación

está siendo percibida, pero el percibirlas es percibido en la

consciencia misma en la cual están surgiendo. Quédate

como la consciencia atemporal misma.

Todo se despliega naturalmente en tu quietud.

 

 

Fuente: Mooji

 

 

volver