LA COHERENCIA,

EL CAMINO

PARA EL ÉXITO

 

 

 

    En la sociedad en la que vivimos, hemos sido “programados”

para una serie de cosas sin sentido. Una de ellas, aparentar que

todo en nuestra vida va bien. Aparentar que nuestra relación de

pareja es perfecta, que nuestros hijos son los mejores, que

disfrutamos de la vida, que tenemos mucho dinero y por

tanto, muchas cosas bonitas y caras. Hay personas que tienen

todo lo que se “supone” que hay que tener para ser felices.

    Nos han enseñado una definición de éxito errónea. El tener

mucho dinero y cosas, el trabajar muchas horas, el tener

pareja, el viajar mucho,… no son directamente proporcionales

a tener éxito y felicidad.

    Trata de responder a esta pregunta:

¿Qué es el éxito para mí?

    El éxito para cada uno, tiene un significado propio. Para mí puede

ser ir en bici con mi portátil y trabajar desde una cafeterí, organizar mi

día como quiera y dedicarle tiempo a mi mundo interior. Para

otros puede ser tener una gran empresa, ser directivo y rodearse

de gente muy importante, mientras ingresa miles de euros.

    Da igual la opción que escojas de las infinitas opciones que hay.

Lo importante es que lo hagas desde la coherencia. Debes ser

coherente con tus valores, con lo que eres y lo que quieres

ser, y con lo que es importante para tí.

    ¿Por qué vas a estar aguantando en una empresa con la que

no compartes valores? Sé que a veces no nos podemos

permitir dejar un trabajo. Pero y si … ¿empezamos a buscar

otras opciones? Mientras seguimos trabajando, podemos

investigar otras oportunidades que estén más

acorde con lo que somos.

    ¿Por qué vas a estar aguantando una relación que no te hace

feliz? Sé coherente, y si estás en una relación que se ha

convertido en algo que no tiene nada que ver con tu concepto

de felicidad, adelante, es el momento de dar el paso.

    La vida son dos días, y estamos aquí para ser felices y

estar bien con nosotros mismos y nuestra esencia. No dejes

que nada ni nadie contamine tu paz interior. Por mucho que

creas que “quieres” a alguien, reflexiona. ¿Es amor de verdad,

o solo apego y dependencia?. Sé justo con tus creencias,

sobre lo que para tí es ser feliz. ¡Lo mereces!

 

 

 

 

    Como nos cuenta Raimon Samsó en su libro Taller de amor:

   Una relación enfocada en poseer a la pareja, no puede progresar

hacia el amor, sino hacia la adicción. Por otro lado, si para sostener

una relación debes ser poco auténtico, te pierdes a ti y

malentiendes el fin de una relación. Muchas relaciones mejorarían

si las personas implicadas se quisieran menos, pero se amaran mejor.

    El ego llama a estar enamorado “amor”, este taller llama

al “amor romántico”, trastorno egótico transitorio.

    Sergio Fernández lo repite una y otra vez:

    Vive en coherencia entre lo que piensas, haces y dices. La

salud es consecuencia natural de la coherencia. La enfermedad

es la forma que emplea el cuerpo para avisar de que hay falta de coherencia.

    Te invito a vivir en coherencia con lo que eres.

Descubre tu propio concepto de éxito.

 

 

 

 

Fuente:  www.kybenfocando.wordpress.com

 

 

volver