¿Cuáles   son   las características

de   la   mente   consciente?

(1ª parte)

 

 

 

 

    La mente es la experiencia consciente del funcionamiento del cerebro

y los sentidos. Esto debe distinguirse del funcionamiento mismo. La mente tiene

tres importantes aspectos:

    El contenido de la mente: El contenido mental incluye los pensamientos,

emociones, sentimientos, sueños y visiones. El contenido de percepción incluye

tanto aquel que es interno al cuerpo como el externo. El contenido de percepción

interno incluye las sensaciones de dolor, presión, estiramiento, tensión,

movimiento, propiocepción e interocepción. Muchos de éstos son afectados

también por componentes emocionales, como el miedo o el placer. Análogos de

estos contenidos mentales y perceptores son las sombras en la pared de la

alegoría de la caverna de Platón, o las imágenes en la pantalla de un cine.

    Un caso especial de contenido de la mente es el campo de la mente.

El campo de la mente varía de ancho a estrecho dependiendo del grado de

enfoque, y puede dirigirse hacia cualquier objeto. Un análogo es el campo de

vista de un sistema óptico como un telescopio o cámara.

    Otro caso especial que normalmente se supone que está entre los contenidos

de la mente es el sujeto de la mente. Tanto en la alegoría de Platón como en

la metáfora del cine, los sujetos son los observadores del público.

    Hay varios estados ordinarios de experiencia consciente, los más comunes

son el de vigilia, dormido y dormido con sueños. Hay también estados

alterados de consciencia que pueden experimentarse en la meditación o bajo

la influencia de drogas psicodélicas. Otros estados son aquéllos que son

experimentados bajo la catalepsia hipnótica, la sedación, o la anestesia.

    Todos los contenidos de nuestras mentes son esencialmente privados, ya que

nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y sensaciones, son

completamente nuestros. Por ejemplo, cualquier sensación, como "ruborizarse",

es una experiencia que nosotros conocemos íntimamente, pero es imposible

transmitir esta experiencia a los demás. Suponemos que cada persona ha tenido

una experiencia similar, pero nunca podemos saber si esto es verdad. La

experiencia consciente puede incluir el estado en que no hay objetos, excepto

el sujeto y/o el campo, e incluso el estado en que no hay objetos en absoluto.

Estos estados son alcanzables en la meditación profunda.

   Si todas nuestras experiencias son esencialmente privadas, ¿qué implica

eso sobre la existencia de una realidad externa, objetiva?

 

 

 

 

Las habilidades extraordinarias

de la mente

    Hay una gran cantidad de evidencias – algunas fiables, y otras no

tan fiables – de que la mente es mucho más que simplemente el

procesador central de información sensorial. Sabemos que los procesos

sensoriales son locales, es decir, que dependen de la transmisión local de

la información. Sin embargo, los procesos extrasensoriales pueden ser no-locales,

es decir, que pueden depender de la correlación no-local entre dos mentes,

o entre una mente y un acontecimiento remoto, ya sea espacial o temporalmente.

    Russell Targ y Jane Katra en su libro de 1998, Milagros de la Mente, incluye

unas cuantas habilidades extrasensoriales que han sido demostradas: telepatía,

vista remota, clarividencia, precognición, hipnosis, energía de curación, intuición, ...

    La existencia de habilidades extraordinarias logradas a través de la práctica

del yoga también está bien establecida y documentada en la literatura yóguica,

dónde se conocen como siddhis (poderes psíquicos).  

   

    No es de extrañar que la mente pueda afectar directamente

a la materia. En una versión de la interpretación de Copenhague

de la teoría cuántica, la materia es manifestada por la consciencia.

Todos los objetos materiales son realmente objetos mentales. La mente

puede afectar la materia, porque no hay ninguna diferencia entre mente y materia.

    La mente no sólo funciona a través de los sentidos, sino también a

través de los procesos extrasensoriales. Esto significa que grandes zonas del

espacio, posiblemente todo el espacio; y largas épocas de tiempo, posiblemente

todo el tiempo, pasado y futuro; pueden estar abiertas a esto.

 

   

 

Fuente: www.advaitainfo.com

 

volver