PERCEPCIÓN SECUENCIAL  DUAL 

 

VS

PERCEPCIÓN SIMULTÁNEA   NO-DUAL

 

 

 

 

 

    Cuando hablamos desde el aspecto cognitivo y emitimos

un juicio cualquiera, cuya síntesis final es, por ejemplo, “el árbol

es verde”, requiere de un proceso mental al que denominamos discursivo.

 

    En este proceso mental de búsqueda de síntesis, el evento

que se está percibiendo tiene que ser comparado con otro

previamente reconocido y existente en la memoria. De tal manera

que la coincidencia de ambos eventos (lo percibido y el evento

preexistente en la memoria) puedan coincidir a través de lo

que se denomina un "juicio sintético".

 

    Este proceso dialéctico continuo es lo que llamamos comúnmente pensar.

El proceso de pensar nos lleva necesariamente a requerir la aparición

de la propia historia y el que ella continuamente sea reconocida.

 

    El ser humano para conocer piensa; para conocer debe memorizar

y para poder memorizar estudia y reflexiona; para estudiar y

aprender se esfuerza en conocer y pensar.

 

    Pensar lleva a pensar más, convirtiéndose este

proceso en un círculo vicioso.

 

    Todo proceso que implique el aumento intencional de la memoria,

y con ello una opción más clara para poder tener elementos

racionales para poder emitir juicios claros, se lo denomina pensar.

 

    Sin embargo, este pensar implica secuencias. El proceso de

pensar no se da de manera instantánea e inmediata; siempre

requiere de secuencias dialécticas: la secuencia de escoger el

objeto a conocer por intencionalidad personal, seguida de la

secuencia de la comparación previa con el objeto que está en

nuestra memoria y, finalmente, la secuencia que opera como

síntesis final. A estos procesos que intervienen en la cognición

la filosofía los denomina: tesis, antitesis y síntesis.

 

 

 

 

    El proceso No-dual no opera de esta manera

secuencial sino de forma simultánea.

 

    En el proceso No-dual la conciencia se define de una manera

diferente: es el acto de saber y saber que se sabe.

 

    La conciencia no adopta una forma exclusivamente individual,

sino que llega a adoptar la forma total del campo cognitivo a

conocer y de cada uno de los constituyentes de este de manera simultánea.

 

    La No-dualidad opera, como actividad cognitiva, cuando la

conciencia se distribuye uniformemente en todo el campo

(como sujeto y objeto simultáneamente) y no como parte

exclusiva de una fracción del mismo (a la que se denomina sujeto).

 

    De tal manera, la conciencia cuando conoce, conoce como

un todo y a la vez, las innumerables conformaciones del campo a conocer.

 

Sesha

 

 

 

 

 

Fuente: www.meditacionadvaita.com

 

volver