"De nada vale que el entendimiento se adelante si el corazón se queda"

                                    Isabel López

                    Psicoterapia de Autor

 

 

L O   Q U E   N O   E R E S

 

 

    

 

    El pensamiento “yo” es benigno y sin poder. Sólo un pensamiento.

 

    El pensamiento ‘yo’ ES… Pero, ¿ese pensamiento eres TÚ?

 

    Nada que cambie puede ser la presencia-consciencia, el ser atemporal que tú

eres. A estas alturas ya vislumbraste esto ¿verdad?

 

    ¿Te has dado cuenta que… este pensamiento ‘yo’ no está siempre presente?

 

    Se trata de una forma de pensamiento fugaz, no permanente, que viene y

va.    

 

    ¿Recuerdas la última vez que condujiste, y te diste cuenta que no había ningún

pensamiento “yo estoy conduciendo.” Sólo había… conducir, sucediendo?

 

    Así es que el “Conductor” a veces está allí, a veces no.

 

    Sin embargo, el conducir sucede perfectamente, ya sea que “tú” estés allí, o

no. Detente ahora y ve esto.

 

 

    Ahora puedes ver más profundamente… ¿quién está conduciendo el auto

REALMENTE? ¿Y quién está conduciendo al así llamado “conductor”?

 

    Fíjate muy bien: ¿Qué controla la máquina (“tú”) que está conduciendo la

máquina (“auto”)?

 

    ¿Puedes encontrar alguna entidad? ¿O todo es sólo… pensamientos?

 

    Y los pensamientos vienen y van. No son eternos, no son reales, no son duraderos.  Y nada de lo que aparece y desaparece puede ser lo Real.

 

    Hay una premisa básica que tiene que mantenerse “en la pantalla:” Nada que

aparezca y desaparezca puede ser Real.O para decirlo de otra manera, SÓLO

lo que nunca cambia puede ser Real.

 

 

 

 

    Así que… ¿Qué es el pensamiento “yo”… en Realidad? Un señalador. ¿A qué?

 

    A nada. A ninguna cosa. Al Espacio. A la consciencia…  sin una “relación”

sujeto/objeto.

 

    El Yo Soy NO-Conceptual… Eseidad, sólo Eso. Un yo relativo dice yo soy / Tú

Eres.  Un yo absoluto dice: Yo Soy nada. Silenciosa Quietud Apareciendo

como Nada. Un yo absoluto dice: Yo Soy Todo. Silenciosa Quietud Apareciendo

Como Todo.Unidad.

 

 

"Las palabras no pueden

 

describir esta Consciencia Absoluta.

 

La mente está perdida en su majestad".

 

El Avadhut Gita

 

 

    La Forma es Vacuidad. La Vacuidad es Forma. No son dos… No comprensible

para la mente. Paradoja Absoluta. Misterio.

 

    Las palabras resultan inútiles para decirlo. Esto no se puede decir.

 

 

 

    Sin embargo decimos esto. YO SOY es el señalador de Yo. Yo es el señalador

de No-Yo. O del Yo Universal. El Yo Uno… Amor.

 

    El “Mí” separado… en el ver claro… es visto como IN-existente. Esta

investigación NO es un “proceso” mental sin embargo. Esta investigación es

simplemente VER. No “Pensar Acerca De.” Este “ver” NO es un ejercicio mental.

 

   No hay enseñanzas o mantras o meditaciones o contemplaciones, o ninguna

otra “práctica.” Se trata de un natural, fácil, amoroso ver, muy parecido al ver

que sucede através de tus ojos cuando vas manejando y notas un hermoso

paisaje marino. Ese paisaje marino es abrazado en forma natural por el ver, y

no se necesita que haya un “veedor personal.”

 

   El “yo” es redundante; cualquier etiqueta que use la mente es redundante.

 

   La experiencia directa de ver demostrará… sin lugar a dudas… que esta

“entidad” separada yo está simplemente… AUSENTE.

 

    Es IN-EXISTENTE. El pensamiento yo entonces puede reafirmarse a sí mismo y

RECLAMAR SU PROPIA AUSENCIA (“¡Yo Soy Nadie!”).

 

    Pero eso también es la Unidad jugando el gran juego de las escondidas con la

Unidad. Y una vez que estos señaladores se afianzan, ya no puedes caer en las

mentiras que la mente parece presentarte.

 

"Lo falso perturba el corazón,

 

la verdad causa

 

una alegre tranquilidad"

Rumi

 

 

 

    Todo esto es un Juego de la Consciencia. Unidad… nada es realmente malo o

bueno a menos que al pensamiento se le ocurra decirlo…

 

    Queda claro aquí que TODO sufrimiento no es algo más complejo que una

creencia no examinada en un yo separado… El ver lo disuelve y todo lo que hay

es Vitalidad.

 

 

 

 

Fuente: www.presenciaconsciente.com