"De nada vale que el entendimiento se adelante si el corazón se queda"

                                    Isabel López

                    Psicoterapia de Autor

 

 

LO  QUE  TENGA  QUE 

SER … YA  ES

 

 

 

 

    – ¿Estás preparada para que pase “lo que sea”?

 

    – No, pero sé que cuando pase…, lo estaré.

 

    – ¿Cómo es eso?

 

    – Porque la aceptación consiste en abrirle tu corazón a este momento…, no puedes aceptar un suceso futuro, sólo puedes aceptar lo que ya está “aquí ”.

 

    Y “aquí ” no es un lugar, sino un estado del ser y por lo tanto Es.

 

    Entonces…, ¿Qué más da lo que yo piense?… si lo que tenga que ser ya Es.

 

 

 

 

 

 

AMOR  IMPROPIO

 

 

 

    Quien no se cree merecedor de amor hará todo lo posible para crear situaciones de desamor que confirmen su ‘carencia’.

 

    Si no puedes amarte a ti mismo nadie más podrá hacerlo.

 

    Y no se trata de ‘Amor Propio’, el amor no es egoísta, no puedes conseguirlo para ti ni para nadie.

 

   No puedes apropiarte del amor, igual que no puedes ‘no amar’ porque el ‘otro’ no te ame.

 

    Se trata de amarnos a pesar de nosotros mismos.

 

    Así, cuando ya no queda nada de ‘ ti ’…, cuando has permitido que el Amor te fulmine y te inunde de tal manera que las barreras del miedo que te separan de él se esfumen en su fragancia…, puedes permitir su expresión, puedes dejar que el amor te haga, sin esfuerzo, sin posesión…, te sostiene y te sostienes en él, es un punto ingrávido en el puedes soltarte y aprender a ver que detrás de cualquier situación solo hay amor esperando ser reconocido.

 

 

 

 

    Si no puedes amarte, si no puedes amar ‘esa situación’…perdónate, no como un gesto de indulto hacia ti mismo, sino como un gesto de compasión por tu humanidad, sé amable contigo.

 

    No hay nada más hermoso que rendirse sin necesidad de protegerse.

 

    La vulnerabilidad es de valientes…y ser vulnerable un acto de amor.

 

    Amarse no es una obligación…

 

    Hay algo que está permitiendo tu existencia más allá de ti mismo…, yo le llamo Amor.

 

    Con Amor…, para ti…

 

 

 

 

 

LA  VIDA  ES  PERMITIR

 

 

 

 

 

    Tan a menudo le exigimos a la Vida de ‘todo’.

 

   Muchas veces sin darnos ni siquiera cuenta disfrazamos nuestra exigencia con un sutil aroma espiritual, reclamando nuestro derecho a ser escuchados por la vida, intentando conseguir lo que no está aquí, alejándonos del momento, rechazando nuestro presente, como si este momento que contiene toda mi vida no fuera suficiente en sí mismo.

 

    ¡Qué osadía exigirle algo a la Vida!…, ella que me lo da todo, que me ha traído hasta aquí…, que me ha visto nacer…, que me contiene en su Ser.

 

    Reconociendo el milagro de estar aquí, reconociendo que todo lo que tengo no me pertenece, puedo reconocer que todo lo que podría tener en realidad no lo necesito.

 

    ¡Así que no! A la vida no le pido nada…, me rindo a ella con lo que hay…, me rindo porque no existe otra cosa, y eso merece un respeto.

 

    No se trata de pedir, no se trata de exigir.

 

   Se trata de no evitar recibir,…se trata de permitir.

    

    ¡La vida es un gran Sí!

 

    ¡Sí!…Me quedo aquí, me quedo así, permitiendo…, permitiendo la experiencia, permitiendo los recuerdos, permitiendo la risa descontrolada, permitiendo los errores, permitiendo las miradas que te hacen estallar en lágrimas, permitiendo el abrazo de un desconocido, permitiendo mi ignorancia, permitiendo tener miedo, permitiendo los besos lentos, permitiendo desafinar cuando canto muy alto, permitiendo no saber, permitiendo la vergüenza, permitiendo la locura, permitiendo cuando no tengo ganas de nada, permitiendo cuando me comería el mundo…, para en un vislumbre de coraje que me pille desprevenida gritarle a la Vida…

 

¡HOLA VIDA…, HAZ CONMIGO LO QUE QUIERAS!

 

 

 

 

 

EL  AMOR

 

EL  Amor  te  ama,

El  Amor  te  ve,

El  Amor  te  abraza,

El  Amor  te  incluye,

El  Amor  te  usa,

El  Amor  te  mueve,

El  Amor  te  guía,

El  Amor  te  inunda,

El  Amor  no  teme,

El  Amor  confía,

El  Amor  te  hace,

El  Amor  nunca  fue,

El  Amor  nunca  será,

El  Amor  siempre  está  aquí…,

El  Amor…,  siempre  el  Amor…,

 

¡Hola  Amor!…si  tú,  Hola!

 

 

 

Fuente: Marta Valadés