N o   t e  n e c e s i t o,

t e   p r e f i e r o 

 

 

 

    “Nos hicieron creer que “el gran amor” solo sucede una vez,

generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor

no es accionado, ni llega en un momento determinado.

    Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad

de una naranja y la vida solo tiene sentido cuando encontramos

la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros,

que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la

responsabilidad de completar lo que nos falta.

 

 

    Nos hicieron pensar que una formula llamada “dos en uno”:

dos personas pensando igual, actuando igual, era lo que

funcionaba. No nos contaron que eso tiene un nombre

“anulación” y que solo siendo individuos con personalidad

propia podremos tener una relación saludable.

    Nos hicieron creer que el matrimonio es obligatorio y

que los deseos fuera de término deben ser reprimidos.

    Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.

Nos hicieron creer que solo hay una fórmula para ser feliz,

la misma para todos y los que escapan de ella

están condenados a la marginalidad.

    No nos contaron que estas formulas son equivocadas,

que frustran a las personas, son alienantes y

que podemos intentar otras alternativas.

    Nadie nos va a decir esto, cada uno lo va a tener que

descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de ti,

vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

 

"Vivimos en un mundo donde nos

escondemos para hacer el amor…

aunque la violencia se

practica a plena luz del día.” 

John Lennon

 

    No te necesito, te prefiero. Lo sé, es duro y hace falta dejar

muchas cosas atrás para pronunciar esas palabras. Entre otras

cosas es necesario abandonar la cobardía y cubrirse de coraje,

valentía y paciencia. Muchísima paciencia.

    Paciencia para explicar que el hecho de preferirte es

que puedo llegar a quererte y valorarte inmensamente más

que si te necesito, porque eso significa que no necesito

complementos para tapar mis carencias o mis defectos.

Nadie en la vida tiene la responsabilidad de

completar lo que me falta.

    Con esto quiero decir que la única persona a la que

necesitamos para vivir es a nosotros mismos. Y yo, en pleno

derecho de usar mi libertad emocional, te elijo a ti para

estar a mi lado y disfrutar el uno del otro.

    He decidido dejar de esclavizarme y de atarme a mi

pasado emocional. No permitiré que los demás definan

quien soy. Voy a buscar la forma de expresar todo mi ser

y a explorar el fondo de mi océano. Entonces podré ser yo misma.

    Me comprometo a no dar nunca el gusto a los demás

sin antes darme el gusto a mí misma. No voy a dejarme

llevar por la gente corriente ni por la corriente de la gente.

Desde ya me libero del efecto estrangulador de mis

pensamientos y trabajaré porque mis decisiones

me hagan sentir bien acerca de mi vida.

   Desprenderme de los parches y los vendajes que tapan

mis heridas me ayudará crear un lazo profundo y auténtico

contigo. Porque si no amas con libertad es preferible no

amar, pues la dependencia emocional destruye.

 

 

    No sé si te amaré toda la vida ni sé si lo haré con la misma

fuerza siempre, pero lo que sí que sé es que ahora mismo te

prefiero sobre todas las personas. No ocupas mi mente cada

segundo, pero sí que vas siempre conmigo.

    Elijo el amor y sigo siendo dueña de mí misma. Porque

el sentimiento de amor más fuerte que existe es el amor

hacia uno mismo. Porque, como dijo Perls:

    “Yo soy Yo y Tú eres Tú. Yo no estoy en este mundo para

cumplir tus expectativas y tú no estás en este mundo para

cumplir las mías. Yo soy yo… Un ser completo aún con

mis carencias. Tú eres tú… Un ser completo aún con tus carencias.

    Si nos encontramos y nos aceptamos, si somos capaces

de no cuestionar nuestras diferencias y de celebrar juntos

nuestros misterios podremos caminar el uno junto al otro,

ser mutua, respetuosa, sagrada, y

amorosa compañía en nuestro camino.

    Tú eres tú. Yo soy yo. Si en algún momento o en algún

punto nos encontramos, será maravilloso.

Si no, no puede remediarse.

    Falto de amor a mí mismo, cuando en el intento de

complacerte me traiciono. Falto de amor a ti, cuando

intento que seas como yo quiero en vez

de aceptarte como realmente eres.

    Tú eres tú. Y yo soy yo.”

 

 

 

Fuente: www.lamenteesmaravillosa.com

 

volver