A M A R  Y 

H A C E R S E

V A L E R

( continuación )

 

 

 

 

D e s p e r t a n d o  a  l a  V i d a

    El libro sagrado del Tantra es el libro de la propia naturaleza

y su templo más importante es la catedral de tu cuerpo. La vida

tántrica es instalarte en tu cuerpo, sentir tus emociones y abrir

tu corazón para poder vivir y expresar tu verdad, lo que

tú eres, quieres y deseas aportar.

    Más allá de la mente está la verdad del cuerpo. Estamos

tanto en la mente, con todos sus miedos, complejos y

paradigmas, que la verdad de nuestro cuerpo, la verdad del

alma que se expresa a través del corazón, nuestra

verdad, está muchas veces velada.

    Sólo viviendo con conciencia, con ese darse cuenta de todo

lo que te aporta el estar totalmente presente en lo que haces,

puedes sentir plenamente tu cuerpo y estar en lo que de

verdad necesitas, deseas y quieres hacer.

    Vivir con conciencia es para estar en el cuerpo, y el estar

en el cuerpo es para sentir tu corazón, tu verdad, la

belleza que hay en ti y necesitas expresar.

    La Fuerza de la Vida está viviendo dentro de ti. La Vida

busca siempre crecer, expansionarse, dar sus mejores frutos.

Busca siempre lo más gozoso y evita lo doloroso, pero nosotros

no siempre actuamos así. A veces nos da miedo abrirnos, nos

da miedo gozar, nos da miedo amar y todos estos miedos

tienen el mismo origen: tememos sufrir.

 

 

    La mayoría del sufrimiento viene del apego y la ignorancia,

del no estar en ti, de no saber lo que quieres, de no hacerte

valer, de estar pendiente del otro para ser aceptado.

    Por eso necesitas la conciencia, para darte cuenta de lo

que te desgasta, lo que te vacía, de lo que te daña y poder

evitarlo. Si vives con conciencia, te es más fácil trascender

el dolor y, entonces, puedes abrirte al gozo.

    Tememos los desafíos, pero cada desafío te hace crecer,

te hace encontrar recursos dentro de ti y eso te hace más grande.

 

L a  M e n t e  a l  s e r v i c i o 

d e l  C o r a z ó n

 

    El Tantra honra lo femenino, el poder erótico y mágico de

la mujer, pero lo que realmente significa esto es que debemos

centrarnos en lo emocional –lo femenino- en nuestro cuerpo,

en nuestro corazón, para sentir nuestra verdad y poder vivirla.

    Si estás en tu corazón estás en tu verdad, y es cierto que

hay desafíos y peligros, que necesitas estrategias para conseguir

tus sueños.. Para eso está la mente con toda su capacidad,

para ayudarte estando a tu servicio.

    Centrado en tu corazón, en tu verdad, utilizas el poder de

tu razonamiento, de tu lógica, inteligencia y estrategias para

evitar el dolor y conseguir los deseos de tu corazón. Esto

te hace realmente mágico, poderoso, feliz y realizado.

 

 

    La mente, lo masculino y lo racional debe estar al servicio

del corazón: lo femenino, lo emocional y lo más profundo del ser.

La mente y sus estrategias deben estar a tu servicio, al

servicio de tu verdad, al servicio de la Vida. Entonces todo

funciona; pero cuando el corazón, las emociones, tus

necesidades, tus deseos y tu verdad, están al servicio de la

mente, de las ideas, de los juicios y prejuicios, entonces

las cosas no funcionan.

    Hace falta un gran cambio en la vida de las personas y en

la sociedad para que podamos ser felices. Una persona, un

mundo de ideas sin corazón, es un paso hacia el fanatismo

y la intransigencia, una puerta abierta al conflicto y el dolor.

    Mientras que una persona y sociedad centradas en el corazón,

en la emoción que se pone en lo que se hace, es una puerta

abierta a un mundo más bello, más creativo,

con más gozo y menos conflicto.

    El Tantra es una gran revolución, algo que lo ha

conmocionado todo, que lo transforma para mejor

porque es el portavoz de la Vida.

    Cuando te abres a la Vida, a su plenitud, a su fuerza, su

magia y su enseñanza, te haces grande como la Vida

misma y al igual que todos los seres vivos, encuentras tu

belleza para poder darle, aprendes a llenarte para poder

darte. Eso es lo que te hace feliz, el gozo de realizarte.

 

 

 Fuente: extracto de la web www.vivetantra.com

 

volver