Más  

Reflexiones  …

 

 

 

 

    Tu tristeza, tu miedo, tu soledad, hasta tu desesperación

es sumamente frágil, amigo.

   Puede romperse en cualquier momento. La simple

nota de alguna pieza musical puede hacerlo. La amable mirada

de un extraño. La caricia de la brisa de primavera en tu rostro.

El reflejo de un ave volando.

    En cualquier momento, tu dolor puede convertirse en nada;

no tiene ninguna realidad más que esa, no tiene más

sustancia que una sombra.

    Entre más te enfoques en tus tristezas y temores, entre más

hables de ellos, entre más los analices, te identifiques con

ellos o los resistas, entre más ‘reales’ te parezcan, entre más

sólidos e independientes de ti aparenten estar,

mayor poder parecerán tener.

    A la hora de buscar la solución a tus problemas, creas

el problema de ‘tener problemas’.

    Siéntete disponible para abrirte a tu dolor, amigo. No des

por sentado que estará aquí más que un momento. Permite

la llegada y el paso de todo aquello que te incomoda.

    Todo esto pasará, recuerda, todo esto pasará. 

 

 

 

 

Jeff Foster 

 

 

    Vivir y aceptar el momento presente no te limita a

tus circunstancias actuales.

    Cuando tu mente no está satisfecha con lo que se

manifiesta en este momento, quiere saltar, quiere

correr, escapar hacia el sueño.

    Pero el sueño no se convierte en realidad en esta forma.

   El sueño, la posibilidad, el despliegue creativo de tu destino

interior, no se produce a través del deseo del

ego y su reacción al aquí y ahora.

    Se produce por medio de la capacidad de no perder de

vista la visión mientras que, al mismo tiempo, vives en el

aquí y ahora con comprensión paciente y alerta.

 

 

 

 

Roy Whenary

 

 

    Sólo hay vida, vida sin ningún propósito, motivo o solución,

vida sin ninguna dirección, destino o conclusión, vida sin ninguna

historia, meta o resolución, vida, tal como es, despierta,

sin adornos, libre de claridad o de confusión…

 

 

 

 

John Astin

 

 

 

    La verdadera compasión significa encontrarte con los demás,

más allá de su historia, y darte cuenta que en realidad no hay ningún otro. 


Jeff Foster

 

 

 

 

    Sabes que estás en el camino correcto 

cuando el camino se disuelve frente a tus ojos… 

… y comienzas a confiar en ti completamente. 

 

Jeff Foster 

 

 

 

    No te sanas de un trauma, y nadie te sana tampoco.

    Simplemente te vuelves a conectar con ese lugar

sagrado en ti que nunca fue traumatizado, ni quebrado,

ni dañado en primer lugar; tu verdadero Ser, absoluto

y siempre presente, inocente y libre.

    No se trata de un destino; se trata de TI,

vivo y despierto en el momento.

    Conócete como lo Absoluto, y deja que todos los

pensamientos y sentimientos se muevan a través de ti,

sin importar lo intensos o molestos que resulten.

    Las formas pasan, siempre pasan, y TÚ permaneces.

    Tú nunca te quiebras; eres Inquebrantable.

 

 

 

 

Jeff Foster

 

 

 

volver