"De nada vale que el entendimiento se adelante si el corazón se queda"

                                    Isabel López

                    Psicoterapia de Autor

ESENCIA   DE   MUJER

 

 

    Te has entretenido mucho en llegar a ser diferente de lo que eres, es posible que lleves toda tu vida queriendo ser otra cosa distinta: más alta, más guapa, seguro que más delgada, mas lista, más de todo aquello que crees que no está en ti. Todo lo de fuera te decía que si no eras otra cosa distinta nadie te iba a querer y así millones de mujeres en el planeta creyeron esa realidad y se negaron a sí mismas desconectándose de lo único que son…mujeres.

 

 

    Nos creímos un cuento increíble que nos apartó de nuestro verdadero propósito, amarnos a nosotras mismas primero y desde ahí proyectar nuestro amor. La belleza externa se convirtió en una batalla, permanecer en la eterna juventud, delgada y perfecta en cada momento y así el primer mundo se quedó sin mujeres, estábamos ocupadas en otras cosas perdiendo nuestra vida.

    Da igual si eres más bella o menos preciosa, el color de tu piel o el peso de una báscula dañina, da igual que creas que no eres suficientemente algo para estar en esta tierra. Porque yo te digo que eres perfecta tal y como eres, no hay nada que cambiar en ti, absolutamente nada. Tú esencia de mujer vive en la profundidad de tu alma y eso es algo inherente a tu naturaleza.

    La capacidad de amar incondicionalmente, la compasión, la delicadeza, la dulzura, la ternura, la suavidad. Todo lo que la sociedad ve como debilidad es tu autentica fortaleza. Todo lo que somos realmente lo negamos cada día. Competimos cuando en nuestra esencia profunda venimos a compartir. Luchamos cuando lo que podemos hacer es poner paz en cada acto que hagamos, amor en cada palabra que salga de nuestra boca, dulzura en cada movimiento con el otro.

    Eres amor, amor en toda su grandeza, el de la madre cósmica que habita en tu corazón y eso poco tiene que ver con tu belleza física, tu altura o tu talla de pantalón. Porque esa belleza está esperando a que la habites, la reconozcas, la expandas en tu vida. Esa es la auténtica belleza, la de poder amar a todo y a todos desde tu corazón femenino lleno de poder y crear entre todas otro mundo diferente lleno de amor.

 

 

 

 

Fuente: Marta Herrera