Eres, no estás;

vives, no estás

 

 

Estar aquí es tan sólo un estado de ser de entre los infinitos

posibles que lo que eres vive instantánea

y multidimensionalmente.

No permitas que el estar te haga olvidar lo que eres…

Eres fuera del espacio y el tiempo: vives infinita y

eternamente; eres la Vida misma, en su totalidad e integridad.

Y lo que aquí llamas “tú” y “realidad” constituyen

sencillamente una experiencia de estar desde lo

que eres. Podrá variar donde estás, pero nunca

lo que eres; podrá evolucionar la realidad,

pero nunca lo que eres, lo Real.

 

 

 

 

La ciencia contemporánea aporta pistas al respecto cuando

muestra que en el continuo espacio-temporal se despliegan

todos los eventos físicos de este escenario dimensional y

que el tiempo como tal no existe, ya que no es nada separado

de las tres dimensiones espaciales. Pues bien, de la misma

manera, tampoco existe el estar como tal, ya que no es

nada con independencia de ser. Estar es sólo una plasmación,

entre las infinitas posibles, de lo que eres en el continuo

espacio-temporal del plano dimensional donde desarrollas la

experiencia humana. Ser es lo Real; la Vida es lo Real.

Estar es tan sólo una experiencia de lo que eres. Por

tanto, céntrate en lo que eres, pon la consciencia en ser.

La denominada realidad es fruto de una experiencia de ser

en forma de estar. A partir ahí, observa la realidad y observa

a lo que denominas tú: son la forma de estar que la vida

que eres adopta en esta vivencia humana. Observa la realidad

y obsérvate sin pensamientos; mírala y mírate sin emociones;

y acéptala y acéptate tal cual están. No te preguntes por qué

la realidad es así y no de otra manera. Lo que eres no está

aquí para hacer disquisiciones mentales, sino para vivir:

¡vivir! Simplemente, vive y saborea la experiencia…

No hay nada que cambiar.

 

 

 

Este mundo es el marco absolutamente idóneo y perfecto

para desplegar las experiencias conscienciales de ser que

este plano posibilita. Hay infinitos planos donde lo

que eres está. Pero aquí-ahora tienes consciencia de este.

¡Gózalo! Sin juicios, sin quejas… Ni pensando, ni sintiendo,

solo siendo, solo viviendo… ¡Vivir Viviendo!

 

 

volver