AQUÍ  Y  AHORA

 

 

    Pregúntate qué “problema” tienes ahora mismo, no el

año próximo, mañana o dentro de cinco minutos.

¿Qué está mal en este momento?

    Por ejemplo, mucha gente espera que le llegue la prosperidad,

pero ésta no puede llegar en el futuro. Cuando honras,

reconoces y aceptas plenamente tu realidad presente (dónde

estás, quién eres y lo que estás haciendo ahora mismo), cuando

aceptas plenamente aquello de lo que dispones, entonces

agradeces lo que tienes, agradeces lo que es, agradeces Ser.

    La verdadera prosperidad es sentirse agradecido por el momento

presente y por la plenitud de la vida ahora mismo.

No puede llegar en el futuro.

    Más adelante, con el tiempo, esa prosperidad se

manifestará de diversas formas.

 

 

 

 

Fuente: Eckhart Tolle

 

 

volver